lunes, 28 de octubre de 2013

El hombre con/contra la Naturaleza

Día 365+230
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.






Es difícil pensar humildad en los seres humanos, más en estos tiempo en donde la dominación de unos contra otros, contra los animales y la naturaleza, es violenta y poco compasiva.  Sé que suena muy trágica esta entrada, pero si lo piensas fríamente, muchas personas están en ese juego de a ver quién puede más: mi vecina o yo, mi jefe o yo, mi esposo o yo, este árbol que me estorba o yo, el perro o yo, Dios o yo… Es como mirar a un grupo de perros (y perdón por los perros) pelearse por un hueso.



“El hombre hunde sus raíces en la Naturaleza; ha sido engendrado como los animales y las plantas; sabe muy bien que sólo existe mientras vive.[…]” (p.144)



Los seres humanos con una cultura que respeta a todo lo que la rodea, creo que sí tiene conciencia del papel que ocupa dentro de ella, y saben que son finitos, pero ¿qué culturas podríamos mencionar? Siendo que desde años inmemorables la barbarie humana, junto con la avaricia, el poder, y que creerse inmortales y todo poderosos, ha existido.



Por más que intentemos negar esta parte de la humanidad la realidad es que así como existes bárbaros también hay justos. Los contrarios son necesarios para sobrevivir. Así que yo no pierdo la fé que algún día ganemos más los segundo que los primeros. [1]