jueves, 5 de diciembre de 2013

Las niñas lo hacen sentadas

Día 365+268
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.





El papel que juegan los genitales masculinos en una sociedad donde el machismo impera es de suma importancia, porque el pene simboliza al macho, al varón, al poderoso, al fuerte, porque el pene es evidente, no se puede ocultar. Pero ¿qué papel juega los genitales en las mujeres y cómo influye esto en la postura para ir al baño? En el caso de las mujeres es en relación inversa al de los hombres porque al estar ocultos los genitales se les trata como tal, como algo que se debe de guardar, que no se debe mostrar, ni tocar. La mayoría de las mujeres tenemos problemas en los primeros años en que somos conscientes de ellos, porque llegamos a sentir vergüenza en la intimidad para tocarlos al bañarnos. Todo esto apela a la ideología que rodea a las mujeres de que debemos ser sumisas, temerosas, delicadas, puras, castas y vírgenes.



“La suerte de la niña es muy diferente. Madres y nodrizas no tienen para sus partes genitales reverencia ni ternura; no llaman su atención sobre ese órgano secreto, del que solamente se ve la envoltura y no se deja empuñar. […] en las sociedades occidentales contemporáneas, las costumbres quieren generalmente que las mujeres se pongan en cuclillas, en tanto que la postura de pie está reservada para los hombres.” (pp. 212-213)




Yo no conozco a ninguna mamá que le nombre de alguna forma cariñosa, especial, a la vagina de su hija, porque es una parte de la que no se debe hablar, no se debe tocar por estar oculta. De aquí nace que las niñas deben sentarse para orinar, no lo pueden hacer paradas, porque debe estar oculto también al momento de hacerlo. ¿No se puede o no se quiere? No se quiere; hace algún tiempo vi de una herramienta que alguien inventó para que las mujeres pudieran hacer paradas, es algo así como un embudo; llegué a preguntar a algunas personas si lo usaría y no les agradaba mucho la idea ¿por qué? Seguramente porque no se visualizan haciéndolo así, porque se sentirían varones. ¿Qué piensas al respecto? [1]