jueves, 23 de agosto de 2012

Las novias


Día 163
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Huxley, Aldous: Un mundo feliz. Madrid, El mundo (Millenium), 1999.



Hablando sobre temas de relaciones de parejas, pensé que es un tema que casi no nos importa, ¡aja¡ Sé que con esta entrada algunos hombres, no sé cuantos, estarán contentos al pensar en que esto pudiera ser real:


—Y la semana pasada fui con seis chicas —confió Bernard a Helmholtz Watson—. Una el lunes, dos el martes, otras dos el viernes y una el sábado. Y si hubiese tenido tiempo o ganas, había al menos una docena más de ellas que sólo estaban deseando...” (p.182)


Y no dudo que algunos hombres, en especial en la edad casadera, como se diría popularmente, salgan constantemente con varias personas con el afán de conseguir una novia o alguien con quien vacilar.
Pero la cuestión se destapa aquí: ¿Y qué pasa con las mujeres? ¿En este supuesto imaginario, también puede hacer lo mismo? Por supuesto, porque en el momento en que no se involucran sentimientos de amor, los contactos sexuales de todo tipo son el fin. Como si nosotras hubiéramos sido programadas para pensar que el sentido de estas acciones es correcto, porque no se hacen lazos afectivos.


Espero que algún día las cosas cambien de panorama a tal punto que también nosotras podamos gritar a los cuatro vientos que tenemos varios novios. [1]









[1] La ilustración mostrada fue tomada de http://clonationtecnology.blogspot.mx/