miércoles, 26 de diciembre de 2012

Desmañanada o…


Día 287
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Zapata, Luis: El vampiro de la colonia Roma
(Las aventuras, desventuras y sueños de Adonis García)
,
México, Debolsillo, 2012.


La mayoría de las personas trabajan de día, y no en la noche; somos mayormente vespertinos y pocas son las personas (en comparación de los que madrugan) que tiene una vida diurna. Pero la mayoría que trabajamos en la mañana deseáramos más minutos u horas de descaso.




“pero sí era cansado porque me tenía que levantar temprano   imagínate  levantarme temprano con las desveladas que me daba en el talón” (p.54)



Imagina al personaje de esta novela, un chico joven que por azares del destino se prostituye y cuando tiene la oportunidad de tener un trabajo de algo que no sea ello, es por las mañanas, con menos sueldo y aburrido. ¿Tú dejarías las desmañanadas por el talón (como diría él)? Yo no lo haría por dormir un poco más, sino porque las enfermedades están al orden del día, además que vender el cuerpo por placeres sexuales no es lo mío. [1]











[1] La imagen fue tomada de http://twtrland.com/profile/cesarchateau64