viernes, 27 de septiembre de 2013

¿Son necesarios hombres y mujeres para la supervivencia de la especie?

Día 365+198
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.







Por más que quieran negar, anular o denigrar los hombres a las mujeres y/o a las mujeres de los hombres es innegable que tanto unos como otros nos necesitamos mutuamente para la supervivencia de la especie, para que se pueda procrear, así que por más que queramos, tanto unos como otros, hacernos todo poderosos, esto no es posible. Pero por desgracia se ha creído que por el hecho de que las mujeres son el receptáculo y vehículo de las crías por nueve meses, estas son más responsables y necesarias para el retoño. Claro que el vínculo que se hace con el feto a lo largo de este tiempo es más estrecho con ella, pero ¿cuántos casos no hay en donde el padre lo hace mucho más con la convivencia fuera del útero?



“[…] debido a que el equilibrio  producción-reproducción siempre lograba establecerse, aunque fuese a costa de infanticidios, sacrificios y guerras, hombres y mujeres son igualmente necesarios desde el punto de vista de la supervivencia colectiva. […]” (p. 63)



Entonces es innegable que para podernos reproducirnos es necesaria las dos partes de la especie: femenino y masculino, pero sabemos de sobra que para el crecimiento de cada persona no siempre se da la compañía de ambos. Ahora, con esto no quiero decir que sea correcta o incorrecta dicha situación, ni tampoco se trata de satanizar a nada ni nadie, sólo que no debemos perder de vista lo necesario biológicamente para preservar la especie a diferencia de lo que es el crecimiento y desarrollo, en todos los aspectos, de cada sujeto, porque aquí no siempre es lo mejor que estén los dos o sólo uno, todo depende de los ojos con los que se mire y las circunstancias que nos toquen vivir. [1]