jueves, 6 de marzo de 2014

Mujeres de hogar ¿en qué ocupas tus tiempo "muertos"?

Día 365+359
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.




En la actualidad hay mujeres que deciden trabajar en el hogar y otras que lo hacen fuera de este. Yo soy de las segundas. Me llamó mucho la atención la cita que pongo abajo a  continuación, donde podremos ver qué pasa con los tiempos “muertos” para una ama de casa, porque cuando yo he estado de vacaciones dedicándome al hogar, noto esto que se comenta, y seguramente tu también:



“Cotidiano, ese trabajo se hace monótono y maquinal; está acribillado de espera: hay que esperar que el agua hierva, que el asado esté en su punto, que se haya secado la ropa; incluso si se organizan las diferentes tareas, quedan largos momentos de pasividad y vacío, que transcurren la mayor parte de las veces en medios del aburrimiento; no son entre la vida presente y la de la mañana más que un intermediario inesencial. […]” (p.419)



¿Por qué será que cuando se está en el hogar se viven estos momentos de inactividad, labora hogareña, con aburrimiento y flojera? Creo que en primera es porque las actividades físicas que realizamos en la misma, sí nos agota; en segundo porque si sólo vemos como el fin mismo de nuestra vida el planchar, barrer, lavar, hacer de comer, etc., en el momento en que se “acaba” dicha actividad se pierde todo interés por lo demás. Que diferente sería si las mujeres ocupáramos esos tiempo muerto, cuando se espera que salga la lavadora, a que se cosan las verduras, etc., en actividades que nos nutrieran intelectual, monetaria, social, etc. en lugar de usarlos para holgazanear, chismear, perder el tiempo y llegar a sentirnos aletargadas. ¿Crees que podríamos ser mujeres más libres, conscientes y cultas? Por lo menos seríamos conscientes de que el tiempo se pasa más rápido cuando no se hace nada productivo, que cuando se hace algo productivo. [1]











































[1] http://www.mujeraf.com/2013/12/la-importancia-de-prevenir-y-atender-el-sindrome-del-ama-de-casa/