sábado, 14 de marzo de 2015

De los sentimientos

Día 2 años+2
Comentando lo que me despierta la lectura de:
Dyer, Wayne W.: Tus zonas erróneas, España
Random House Mondadori (Debolsillo), 1978.




Es bien sabido, y no podemos negarlo, que los seres humanos no sólo estamos compuestos por nuestro cuerpo, sino también tenemos una parte fundamental: los sentimientos que vivimos día con día a lo largo de diferentes circunstancias de la vida misma. Sin embargo, no puedo arriesgarme a decir que la mayoría de las personas, al igual que yo, nos es difícil entender la naturaleza y mecanismo de las emociones, ya que éstas al no ser visibles, podemos creer que no es fácil accesar a ellas y mucho menos controlarlas.




"[...]Probablemente tú has crecido creyendo que no puedes controlar tus propias emociones; que la ira, el miedo y el odio, al igual que el amor, el éxtasis y la alegría son cosas que te pasan. Un individuo no controla estas cosas: las acepta.[…]” (pp.24-25)



Me parece interesante ver cómo este autor hace una distinción entre controlar y aceptar, podríamos pensar que son similares pero no es así; cómo te habrás dado cuenta, yo empecé este escrito diciendo que para muchas personas, como para mí, es difícil controlar las emociones; este autor nos muestra que lo importante, lo inteligente, es aceptar, y que lo erróneo es querer controlar. Me parece sensato y aceptable esta propuesta porque los sentimientos, al igual que el cuerpo, son natos de los seres humanos; osea, no podemos negar que todos experimentamos sentimientos de amor tristeza, miedo, alegría, etcétera, y tratar de controlarlos es prácticamente imposible porque nos son naturales; así que el aceptarlos es lo más inteligente y sensato. De esta forma, no controlamos el sentimiento mismo, sino la actitud que tomamos frente a este. ¿Qué opina? ¿estás de acuerdo con este punto de vista?

















[1] La imagen fue tomada de:  http://santiperez.com/wp-content/uploads/2014/06/expresar-sentimientos.jpg