martes, 13 de noviembre de 2012

Paternidad


Día 244
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Kundera, Milan: La insoportable levedad del ser, Barcelona,
RBA editores (Trad. Fernando de Valenzuela), 1993.


Temas como este, la de la paternidad, me hace pensar en todas aquellas mujeres que conozco que son madres solteras, porque debo decir que no conozco ninguno padre soltero. La cuestión no es si hay o no, porque seguro sí hay, sino el por qué es así. Un gran número de padres están alejando de sus hijos, ya sea por decisión o por injusticia, aunque creo que gana lo primero.


“Pero cada vez que tenía que ver a su hijo, la madre inventaba alguna excusa. Si les hubiera llevado costosos regalos, seguramente habría habido menos obstáculos para los encuentros. Comprendió que tenía que pagarle a la madre, y pagarle por anticipado, por el cariño del hijo.[…]” (p.15)


Y aunque sé que los cánones sociales pueden llegar a pesar tanto, y que por ello se tenga ciertas actitudes, tanto hombres como mujeres, sé que al final el deseo de responsabilizarse de un ser, es una decisión que se toma con un acto de conciencia y no debería entrar otras cuestiones ajenas a ello, como la sed de venganza. Por desgracia estamos en una época en donde la responsabilidad cada vez se extingue más, o aquellos que en verdad lo quieren hacer, se topan con incompetencia y irracional en las madres de sus hijos. [1]















[1] La imagen fue tomada de http://ciclog.blogspot.mx/2010/07/soy-un-desastre-para-decidir.html