domingo, 30 de diciembre de 2012

Lo que nos pasó en 2012


Día 292
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Zapata, Luis: El vampiro de la colonia Roma
(Las aventuras, desventuras y sueños de Adonis García)
,
México, Debolsillo, 2012.


A punto de terminar un año más y me hace penar mi actual lectura si todo lo que vivimos tiene un sentidos, una explicación o un destino que cumplir. Tal vez no lo sé, no lo sabemos, pero en cada fin de año podemos sentir esta melancolía del año que se va, y la nueva esperanza por el año venidero.


“[…] el destino se me dio un volteón   y empezaron a sucederme cosas que no me habían pasado antes   primero una cosita   luego otra   y otra y otra   y así la bola de cosas que me llevaron al truene       en este momento pienso que en realidad así tenía que ser   que  a uno le pasa las cosas que le tiene que pasar” (p.107)



No importando si las cosas que nos pasan tienen un sentido, lo vivido bien vivido está, y lo futuro es un gran fantasma que nos puede perseguir eternamente.


Por algo estamos aquí, en el mundo, en México, en esta época y con esta gente. Sólo es cuestión de saber exactamente por qué y para qué, y que mejor manera que tratar de descubrirlo este inicio de año. ¿No crees?[1]








[1] La imagen fue tomada de http://joya937.mx/blogs/pensamientos-de-fin-de-ano.html