sábado, 29 de diciembre de 2012

¿Quién?


Día 291
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Zapata, Luis: El vampiro de la colonia Roma
(Las aventuras, desventuras y sueños de Adonis García)
,
México, Debolsillo, 2012.



Deseo ser feliz, que me quiera, me apoyen y apapachen. Quiero tener un amor incondicional, que nunca me falle, que este a mi lado en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad; me encantaría poder olvidarme en los brazos de un ser amado. ¿Y quién no desea esto? ¿Quién no ha dado, y dará, lo que es y será a cambio de todo esto?  



“[…] aunque haya gente contigo   aunque alguien te quiera  pues no se va a morir por tu ¿verdad?         y así   a pesar de haberlo olvidado durante un tiempo   me daba cuenta de que la única persona que iba a estar conmigo hasta el final de mis días era yo mismo   y que si yo no hacía nada por mí   nadie en el mundo iba a hacerlo” (pp.81-82)



Pero todos los deseos, querer y exigencias son sólo, por desgracia, pasajeros porque están en los otros, en lo demás y no en uno. Como bien dice nuestro personaje principal, la única persona que está y estará con nosotros hasta el final somos nosotros mismos.



Si miro la televisión, o veo las revistas en busca de cómo encontrarme a mi misma, no lo encuentro; sólo logro ver mentiras, ilusiones, chismes. ¿Entonces en dónde busco para lograrlo? En mi y nada más en mi. Así que Ruth ¿Quién es tu mayor felicidad? Tu misma y si no ¿quién?[1]






[1] La imagen fue tomada http://juanjoyraquel.blogspot.mx/2010/12/quien-lo-dijo-diciembre.html