jueves, 28 de marzo de 2013

Educar


Día 365+15
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Piera, Gustavo: La travesía. 18 claves para llegar a buen puerto. Barcelona, Alienta Editorial, 2006.



Cuando vamos a una escuela es con el fin de recibir una educación[1] pero, ¿ésta también se recibe en casa? La primera educación que recibimos es precisamente ahí, o se supone que así tendría que ser. Sin embargo esto no siempre ha sido, ni es y desgraciadamente no será de esta forma, sólo basta con mirar a nuestros niños actuales, no todos pero sí una gran cantidad, para darnos cuenta que no reciben educación en casa. Como bien dice la definición de educar, que no es sólo trasmitir conocimientos sino costumbres, valores, formas de actuar por medio del habla y de cualquier forma en que nos comunicamos, como nuestras actitudes y sentimientos. Pero parece que sinónimo que educar, en muchas ocasiones, es dejar que los niños hagan lo que quieren, con la idea de que así tendrán una independencia adecuada. ¿Realmente se obtiene así?
Ahora, si nos vamos a las escuelas he escuchado en varias ocasiones, a madres de familia, que dicen que las maestras ya no los educan, que entonces para qué los mandan a la escuela. Pero si al hijo se le llama la atención, se le aconseja al niño, desde casa, que no se debe de “dejar” de nadie.



“Podríamos escribir multitud de anécdotas del maltrato en las escuelas que aún siguen este régimen autoritario. En estas escuelas se educa al cerebro, pero se lastima al corazón."(p.9)



Definitivamente hay maestros sin ética profesional, pero también hay padres que no trasmiten valores a sus hijos. El niño le habla igual al papá que a la mamá, a los abuelos o cualquier persona adulta, sin respeto de ningún tipo.  Claro está que los abusos del poder, ante los niños por muchas generaciones (que continúa, por desgracia, aún)  ha hecho que se caiga en el lado opuesto.


Yo no deseo que las cosas vuelvan a ser igual que en los años en que a los maestros se les daba toda la autoridad para maltratar a los niños, porque era sinónimo de ser educados, pero tampoco me gustaría que mi hijo fuera un irrespetuoso con los adultos, sin valores, ni imagen de autoridad de ningún tipo. Espero tener la capacidad para transmitir a mi hijo lo necesario para ser alguien equilibrado que sepa respetar y que lo respeten.[2]







[1] Se entiende por educación a El proceso multidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar. La educación no sólo se produce a través de la palabra, pues está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes.” http://es.wikipedia.org/wiki/Educaci%C3%B3n
[2] La imagen fue tomada de http://historiasparaestrenarcerebro.blogspot.mx/2012/08/educar-los-sentimientos-la-voluntad-y.html