sábado, 2 de noviembre de 2013

Todo por creencias es que la virginidad, o su ausencia, es importante

Día 365+235
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.





Todo lo que está relacionado con la virginidad, el desfloramiento o no, tiene que ver con creencias míticas, o sea por mitos y los mitos “[…]  forman parte del sistema de creencias de una cultura o de una comunidad, la cual los considera historias verdaderas.”[1]. Así que cuando se cree que es mejor que las mujeres lleguen vírgenes al matrimonio o no, es porque se cree que la santidad es importante, o si es por el contrario el no llegar vírgenes al matrimonio, como en algunos regiones se cree (como leeremos a continuación en la cita de abajo), es porque se le dan atribuciones malos al himen. Quiero recalcar la palabra “creer”, como habrás notado la menciono mucho antes, porque los mitos son creencias, creencias que se implantas como ciertas, como válidas y en muchas ocasiones como obligatorias de culturas en culturas.



“[…]En las sociedades más primitivas, en las cuales se exalta el poder de la mujer, es el temor el que sale vencedor; conviene que la mujer haya sido desflorada antes de la noche de bodas.[…] Pero los verdaderos motivos de la tan extendida costumbre de la desfloración son míticos.[…] por ejemplo, entre los indígenas descritos por Malinowski, el hecho de que los juegos sexuales sean autorizados desde la infancia determina que las muchachas no seas nunca vírgenes. A veces la madre, la hermana mayor o alguna matrona desfloran sistemáticamente a la niña y, a lo largo de toda su infancia ensanchar el orificio vaginal.[…]” (pp.154-155)




Me extendí en esta cita porque me pareció impactante, aquí sólo escribí uno de los ritos a los que han sido sometidas las niñas y mujeres (y seguramente siguen siendo sometidas muchas mujeres) con relación a la virginidad; y no es que crea que lo peor es este tipo de desfloramiento, hay peores, sino el también someter a una persona a la total negación de su sexualidad por no perder la virginidad ¿por qué?, porque creo que cuando una creencia es impuesta, obligada, manipulada para que se lleve a cabo, se trasgrede la voluntad de la mujer, se obliga a un acto pero no con motivos razonables, sino desde el miedo a no ser santa, a no ser pura, a no ser apta, a no ser aceptada, a, a , a. Este no ser algo es lo que me irrita, lo que me hace pensar que atrás de él hay una sin razón, por ejemplo ¿por qué en las mujeres es tan polémico este tema más que en los hombres? Porque al final un mito siempre explica, por medios que van más allá de la razón (apelan más a la imaginación) todo aquello que no puede ser explicado.


No con esto declaro que este ni a favor ni en contra de la virginidad, sólo a no hablar con razones de peso, como por ejemplo decir sobre los riesgos que conlleva el tener relaciones sexuales (enfermedades en especial y embarazos no deseados) y el no alistar a las chicas y chicos sobre posibles violadores que a base de mentiras y manipulación, los lleven a hacer algo que en realidad no era lo que ellos deseaban. ¿Tú crees que opinas al respecto? [2]