domingo, 5 de enero de 2014

Mujer, !vive¡

Día 365+299
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.





Vivir para las mujeres en el machismo significa ser objeto no sujeto, estar bajo el dominio masculino, con sus normas y leyes, es no tener autonomía ni mucho menos poder de decisión sobre su propia vida o la de sus hijos porque todo lo que el papá, hermano o esposo digan es lo que se hace. ¿Esto tiene alguna solución?  



“[…] Que nade y escale cimas, que pilotee un avión y luche contra los elementos, que acepte riesgos y se aventure, y entonces la mujer no experimentará ante el mundo la timidez de que he hablado.” (p.274)



En pocas palabras, lo que las mujeres necesitamos para deshacernos de las cuerdas que nos ata al machismo  es el vivir, y vivir conlleva muchos miedos y retos a superar, problemas a resolver, alegrías a disfrutar, ser lo que se quiere o decida ser, para que las alas que están atrofiadas se extiendan y emprendan el vuelo. De esta manera las mujeres aprenderemos lo que significa vivir en el mundo y para el mundo, para nosotras, y no desde el otro, desde el macho, desde el patrón, sino andar con los propios pies y no desde los ajenos. Adelante mujeres, muchos caminos nos quedan por recorrer. [1]