jueves, 9 de enero de 2014

Yo no soy femenina

Día 365+303
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.






¿Qué significa, en un sistema machista, que una mujer sea femenina? Recordemos que el machista lo que busca es dominar, así que la mujeres es reducida a objeto para lograr dicho fin. Cuando una mujer es obediente, servicial, abnegada y sumisa ante su macho es cuando la podemos reconocer como objeto, y esta objetivación es lo que hace que se le considere femenina.



“[…] Ser femenina es mostrarse impotente, fútil, pasiva, dócil. […]” (p.276)



Cuando un hombre declara que le gustan las mujeres femeninas, lo primero que tendríamos que preguntarnos es si entiende por feminidad esto que se acaba de enunciar en la cita, si es así, entonces tenemos frente a nuestros ojos a un macho, y si vive en México, entonces será un macho mexicano. Ahora, si una mujer dice que es femenina, habría que pensar y cuestionar si ella también entiende lo mismo. Yo, partiendo de esta definición, puedo decir que no soy nada femenina, y ¿tú?[1]















[1] La imagen fue tomada de http://es.123rf.com/photo_9932464_silueta-femenina.html