sábado, 8 de febrero de 2014

Las lesbianas son o eligen serlo

Día 365+333
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.




Los seres humanos no sólo somos lo que deseamos y elegimos con respecto a lo que comemos, vestimos, a qué hora nos divertimos, si leemos o no, etc. También en relación a con quién nos llevamos, platicamos y nos acostamos. Esto para muchas personas, que en su mayoría son conservadoras, les parece lógico que si son mujeres decidan acostarse con hombres y que si son hombres tiene que ser con mujeres, porque creen que es algo “normal” y “natural” que todo nos inclina a ella, tanto nuestro cuerpo, mente y alma.



“[…] Hay muchísimas homosexuales entre las odaliscas, las cortesanas, las mujeres más deliberadamente “femeninas”, y, a la inversa, gran números de mujeres “masculinas” son heterosexuales. Sexólogos y psiquiatras confirman lo que sugiere la observación corriente, a saber: que la inmensa mayoría de las “condenadas” están constituidas   exactamente como las demás mujeres. Ningún “destino anatómico” determina su sexualidad.[…]”(p.345)



Pero ¿qué pasa cuando una mujer se inclina sexualmente por otras mujeres? Seguramente en este momento se te viene a la cabeza la idea de una chica que tiene apariencia de hombre, no de una mujer que sea totalmente  femenina –delgada, cabello largo, tacón alto, vestido, etc.- porque si estamos en este tipo de ideología conservadora, es lo que nos parecería natural, que una chica que parece chico se incline por las chicas.


En una ideología basada en lo natural es aquella que cree que si nacemos mujeres tenemos que unirnos a hombres, porque la naturaleza nos dotó, nos dicta y nos muestra que eso es lo correcto; pero si salimos de este tipo de ideologías y pensamos en una donde lo que cuenta es nuestra elección, y no lo que la naturaleza nos eligió el panorama cambia, porque entonces, como bien dice la anterior cita ya no importa la apariencia física sino que, como yo creo, es una cuestión de elección.[1]


















[1] http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Lesbianl_symbol_two_hearts.svg