viernes, 7 de febrero de 2014

De dónde surge la frigidez

Día 365+332
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.




Toda las personas, aun las que parezcan más tranquila, amables y lindas tiene algún enemigo. Seguramente lo sabrás porque habrás tenido alguno en la escuela, el trabajo o hasta en la familia misma; como bien sabemos los enemigos son aquellas personas con las que nos enemistamos y que en muchas ocasiones lo que buscan es vengarse de algo o alguien. Pero el peor enemigo que podemos tener es a nosotros mismos, imagina todo lo que te comenté anterior pero que uno mismo sea su verdugo.



“[…] La frigidez misma ya se nos ha presentado como un castigo que la mujer impone tanto a su pareja como a sí misma: herida en su vanidad, siente rencor contra él y contra sí misma: y se prohíbe el placer. […]”(p.341)



Los peores castigo y juicios estoy segura que son los nacidos de uno mismo, el grado de destrucción y censura que nos podemos llegar a imponer puede ser tan rígido que por más que queramos salirnos de esa auto tortura se puede hacer casi imposible, porque es como tener al enemigo viviendo en casa todo los días.


Como lo he leído a lo largo de este libro, las mujeres son las que más difícilmente logran tener una vida sexual libre, por la educación y moral que se les enseña, y por lo mismo muchas de ellas se vuelven su peor verdugo censurando su placer y la de su pareja, y como bien lo pudiste leer en la anterior cita el resultado del mismo es la frigidez.[1]


















[1] http://fotos.starmedia.com/2013/12/terapia-de-hipnosis-frigidez-664922.html