sábado, 17 de noviembre de 2012

Casualidad vs causalidad


Día 248
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Kundera, Milan: La insoportable levedad del ser, Barcelona,
RBA editores (Trad. Fernando de Valenzuela), 1993.


¿Es lo mismo causalidad que casualidad? Veamos: lo primero es “Causa, origen, principio.”Y lo segundo es “Combinación de circunstancias que no se pueden prever ni evitar.”[1] Desde su origen podríamos decir que son prácticamente contrarias. Si lo llevamos al ámbito práctico bien podemos hacer buenas reflexiones. Veamos:


“[…] Y es que de pronto se dio cuenta de que era mera casualidad el que Teresa lo amase a él y no a su amigo Z. Se dio cuenta de que, además del amor de ella por Tomás, hecho realidad, existe en el reino de lo posible una cantidad infinita de amores no realizados por otros hombres.” (p.38)


Si pensamos en todo aquello que hemos vivido y nos preguntáramos si fueron por casualidad o por causalidad ¿qué dirías? Es complejo porque si lo llevamos al plano amoroso, como es el caso de la anterior cita, podremos darnos cuenta que si tenemos a una persona por causalidad es porque hay una serie de factores que nos llevó a estar al lado de esa persona, tiene un origen, es resultado de algo, tal vez hasta planeado. Pero si decimos que es por casualidad entonces podremos decir que somos totalmente ajenos a lo que lo provocó, no es resultado de algo o alguien sino que es algo que llegó por azar, que bien podría pasar o no, pero que no dependía de nosotros.


La necesidad de saber el por qué de las cosas, de nuestros amores, consuelos y desconsuelos, nos hace buscar las mejores explicaciones, aunque no siempre estas sean las que deseáramos. Que padre sería que todo tuviera una causalidad pero la verdad, que es por lo que se inclina más mi mente obsesiva, es que la vida es más casual que nada. [2]










[1] http://lema.rae.es/drae/?val=cualidad