domingo, 9 de diciembre de 2012

Cansancio…


Día 270
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Kundera, Milan: La insoportable levedad del ser, Barcelona,
RBA editores (Trad. Fernando de Valenzuela), 1993.


Hoy, como todos sabemos, es el día de descanso para la mayoría de la gente. Se supondría que deberíamos estar descansados, frescos como una lechuga y más que puestos y dispuestos para el inicio, mañana, de la semana, cinco días rutinarios, que llevan al deseo de que fuera un fin de semana largo ya, pero la realidad es que no es así.


“[…] Tenía que coger el tren todos los días, y regresaba con un cansancio mortal. […]” (p.184)


En nuestra ciudad, con todos los problemas que podemos encontrar en el mismo, añadimos uno que es este del transporte: el tiempo, las condiciones, el dinero, etc. Si tenemos que salir de casa a trabajar, pero en distancias es tan lejos de casa, que cuando llegamos al trabajo no deseamos ver ni tener nada que hacer, porque toda la energía que teníamos, se acabaron al tener que estar en varias cosas.   


Si parte de lo que escribo ahora no es muy entendibles, espero que me comprenda: tengo mas cansancio que nada. [1]











[1] La imagen fue tomada de http://www.nocturnar.com/forum/discusiones-generales/619585-cansado.html