viernes, 14 de diciembre de 2012

¿Vivir dos o tres veces?


Día 275
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Kundera, Milan: La insoportable levedad del ser, Barcelona,
RBA editores (Trad. Fernando de Valenzuela), 1993.


A lo largo de nuestra vida todos tomamos decisiones que nos llevan a diversos rumbos, aunque no todo lo que elegimos es lo mejor ni lo peor, o lo más conveniente para nosotros. En ocasiones nuestras elecciones están mediadas por alguien o por algo como nuestros padres, los amigos o los medios de comunicación, pero al final la elección es nuestra, y sólo nuestra.


“[…] La vida humana acontece sólo una vez y por eso nunca podremos averiguar cuáles de nuestras decisiones fueron correctas y cuáles fueron incorrectas. En la situación dada sólo hemos podido decidir una vez y no nos ha sido dada una segunda, una tercera, una cuarta vida para comparar las distintas decisiones.” (p.224)


¿Si tuvieras la oportunidad de vivir lo vivido una segunda o tercera ocasión aprovecharías para cambiar algo? ¿Crees, aunque sea sólo hipotéticamente, que si tuvieras esta oportunidad mejoraríamos y ya no nos equivocaríamos?
Yo, para ser honesta, no creo que nosotros, los seres humanos, con las repeticiones seamos perfectibles, creo que se requiere elecciones desde un análisis con conciencia para no caer varias veces en los mismos error. Qué lástima que no podamos corregir lo hecho, y que bueno que así sea porque nunca sabremos si nuestras decisiones son totalmente erróneas o no.[1]











[1] La imagen fue tomada de http://realidadysimulacro.blogspot.mx/2012/04/reencarnacion-infernal.html