jueves, 21 de marzo de 2013

¿Compartes?


Día 365+8
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Piera, Gustavo: La travesía. 18 claves para llegar a buen puerto. Barcelona, Alienta Editorial, 2006.


¿Por qué en algunas veces no queremos compartir nuestros conocimientos? Habría que distinguir entre los factores exteriores e interiores. Respecto a los primeros no cabe duda que hay personas que nos dan confianza para ello, pero hay otras que sabemos que no tienen buenas intenciones. Pero por el lado interno, podemos tener sentimiento injustificado como la envidia o el egoísmo.


"[...] -Cosa que sucede a menudo -dijo Javier-. He conocido a tanta gente que se niega a explicar a los demás en qué consisten sus funciones... por miedo a que les pisen su terreno.[...]" (p.51)


Sí podemos ayudar a alguien con un poco de lo que sabemos, aunque sea sólo por curiosidad, debemos intentarlo porque el buen o malo uso que se le de, ya no depende de nosotros, y sí podemos engrandecer nuestra capacidad de dar a los demás, y no precisamente dinero.


Claro que existen personas que sólo tienen intereses egoístas pero sí todos nos manejamos de está manera, lo único que provocamos será desconfianza de unos contra otras. Decidir como convivir es decisión de cada quién.[1]






[1] La imagen fue tomada de http://godieboy.com/2011/07/compartir-conocimientos.html