miércoles, 6 de marzo de 2013

¡Unas vacaciones!


Día 358
Comentando lo que me despierta la lectura de:
 Saramago, José: El hombre Duplicado, (Trad. Pilar del Río)
Madrid, Santillana ediciones (Punto de lectura), 2007.



¿Cuál es el objetivo de tomar vacaciones? Lo que sí es cierto, que no importando lo fácil o difícil que sea nuestro trabajo, es que necesitamos un tiempo de distracción para que nos dé, lo que llamamos, otros aires. Por desgracia no siempre se tienen los recursos monetarios para salir del lugar de residencia, pero por fortuna, no siempre se necesita grandes cantidades de dinero para distraerse.


"[...] Sonrió Tertuliano Máximo Afonso  perspectiva que veinticuatro horas antes le habría criado los nervios, está visto que las vacaciones le han hecho bien al cuerpo y al espíritu, sobre todo le ha aclarado las ideas, es otro hombre. [...]" (p.315)


En las vacaciones no es sólo el gastar dinero, que a veces no se tiene, o salir a lugares paradisiacos (que sería lo ideal para todos) porque ellos no nos garantiza que tengamos reales momentos de esparcimiento, sino el tener una actitud de desapego a todo lo que nos ata a nuestra vida diaria.


Seguramente has sabido, o has sido, de los que se lleva la computadora, en tiempos de vacacionar, para trabajar un rato. ¿Crees que realmente, cuando se hace lo que comenté hace rato, logré uno desestresarse  y descansar a pierna suelta? Yo lo dudo. Así que la próxima ves que me valla de vacaciones sí es necesario me desconectare hasta del celular sí es necesario. Y tú ¿cómo vives o te gustaría vivir tus vacaciones? [1]
















[1] La imagen fue tomada de http://lclcarmen1.wordpress.com/2012/06/29/felices-vacaciones/