sábado, 11 de mayo de 2013

Inicio El vidente


Día 365+59
Comentando lo que me despierta la lectura de:
Feranka, Paul: El  Vidente. México, Planeta (Serie de Oro), 1992.



Quiero agradecer a Alejandro Treviño por tener la valentía de prestarme este libro, con este es el segundo,  porque como bien sabemos, es una mala costumbre de muchas personas el no regresan los libros que se les prestan, y lo peor es que en muchas ocasiones tampoco los leen, yo espero, aunque sí tengo tres libros para ser exactos, que no he regresado a sus dueños, pero lo haré.
Este nuevo libro, como su nombre lo indica, trata de un vidente, pero ¿qué significa serlo? “Es aquel individuo que presenta una destacada cualidad para ver“[1] bien el pasado o el futuro.



“-¿De modo que me estabas esperando, eh, brujo…?¿Para qué, para robarme unos cuantos pesos leyéndome la mano o viendo mi destino en una bola de cristal…?” (p. 14)



Yo no he conocido a alguien que realmente pueda considerar como un verdadero vidente, que sea capás de decirme algo sobre mi futuro, o ver algo del más allá. Valla, que tenga esta capacidad de mirar más allá de todo, aún del tiempo. Por desgracia sí existen mucho charlatanes, que lo único que esperan es estafar a las personas. ¿Conoces tú a uno? [2]