lunes, 13 de enero de 2014

Cuando las mujeres somos libres pero no sabemos cómo elegir y caemos en caprichos irracionales

Día 365+307
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.







Si una mujer es educada en un sistema tradicional machista, su comportamiento debe de ser siempre de respeto, sumisión y obediencia hacia los hombres porque ellos al ser los amos y señores de la casa, los proveedores, juegan un papel de dominio. Así que ella al ser dominada pierde toda posibilidad de ser una persona autónoma; su vida es controlada, mediada y limitada por lo que su padre, hermanos o esposo dictan, en pocas palabras ella no es lo que quiere ser, sino lo que le han dicho que debe de ser. ¿Qué pasa cuando una mujer, por azares del destino, no tiene un hombre que la guíe? Al sentirse perdida, sin alguien que la corrija y elija por ella, se cae en la irracionalidad, en los caprichos.  



“[…] Se siente fascinada de buen grado por los donjuanes; sueña con someter y atraerse a ese seductor a quien jamás retiene ninguna mujer, acariciando la esperanza de reformarlo: pero en realidad sabe que fracasará en su empresa; y esa es una de las razones de su elección. […]” (p.291)



Se que muchas mujeres, aunque no me atrevo a afirmar que todas, hemos sentido este deseo que nos menciona la cita anterior, de querer cambiar a algún hombre, por ejemplo si es casado que con nosotros alcanzará la felicidad y se divorciará, o si es drogadicto que nosotras tendremos la capacidad de sacarlos del vicio, o si es mujeriego que lo trasformaremos en un monógamo de lo mejor, etc. Está ilusión de querer cambiar al otro no deja de ser eso, sólo una ilusión nacida de estar educadas, en un sistema machista, donde el motivo de su ser es vivir para los otros y no para ella misma; ella cree que su vida es plena, feliz y correcta si dedica su existencia para los otros. Los caprichos nacidos de una libertad sin rumbo son como el anterior ejemplo. ¿Qué otros crees que son así?[1]



















[1] La imagen fue tomada de http://www.tuvozentuvida.com/2011/11/16/cursos-para-deshacerse-de-la-amante/